Lunes 23 de Julio del 2018

     




Daniel Guebel, de la contingencia del desdoblamiento a la pregunta por la identidad

04/03 12:00

          

Hay que pensar en los 90 y principios de los 2000 como un momento clave en la obra de Daniel Guebel. Especie de figura geométrica hecha de cuatro vértices, cuatro libros que nos importan, en los que se juega la posibilidad de pensar una serie de temas que, de un modo u otro, reaparecen en el resto de su obra, pero que allí fueron llevados a un extremo, casi, radical. Por un lado, “El terrorista” y “El perseguido”. Del otro, “Matilde” y “Nina”. En las cuatro se trata de la contingencia del desdoblamiento, de la figura del doble, y por lo tanto de la pregunta por la identidad. Luego, como un set de mamushkas, cada uno de esos pares agrega una vuelta de tuerca, una miniatura propia. 


En “El terrorista” aparece la cuestión de los medios de comunicación -en clave de ironía crítica- y también la del desdoblamiento como forma de usurpación de la identidad. En “El perseguido”, la usurpación se vuelve asunto más urgente, lindante con la utopía de una fuga imposible. 

El otro par comienza con “Matilde”, que introduce pasos de falsa comedia psicológica sobre el amor, para desembocar en una reflexión sobre la tensión entre mismidad y otredad, en forma de sucesión sentimental, a punto de ser un triángulo amoroso que no termina de concretarse. 

“Nina” cierra el ciclo volviendo sobre lo amoroso, el triángulo y la cuestión de la identidad. Todo ocurre como si en los 90 Guebel se hubiera propuesto escribir dos veces la misma novela, una y otra vez. Como si el trabajo sobre la diferencia y la repetición -asunto central en los cuatro textos- se expresara también en la propia escritura: escribir dos veces lo mismo multiplicado por dos, de modo de, en verdad, desarmar las mamushkas y proponer a la literatura como un juego de espejos. Un simulacro hubiéramos dicho en esos viejos ‘90, pero ahora es mejor nombrarlo bajo la invocación del artefacto: aquello que se sostiene solo. Puesta en cuestión la noción misma de originalidad (o dicho de otro modo: la originalidad reside en la repetición), la prosa brillante de Guebel se vuelve sobre sí misma, referencia final del sentido. O también: el proyecto de esas novelas consiste en achicar al máximo el contexto.

“Matilde” fue publicada en 1994 en la colección Narrativas Argentinas, que editaba Luis Chitarroni en la editorial Sudamericana. Ahora acaba de ser reeditada. En estos casi 25 años no perdió un ápice de interés (lo cual es obvio: 25 años es un suspiro para los tiempos de la literatura). Fuera de lo ya dicho, “Matilde” es también -y me animaría a decir, sobre todo- una gran novela sobre la interpretación. Sobre cómo entender lo que nos ocurre. Sobre cómo comprender la experiencia. Sobre el estatuto de eso que, por comodidad, llamamos lo real. 

Matilde deja a su esposo al caer enamorada de Emilio. Emilio, algo perplejo, la acepta y ambos parten a vivir juntos. Luego Matilde desaparece -ocurre una serie de peripecias inverosímiles- y en la vida de Emilio aparece una arquitecta que troca por propio el amor que le profesaba Matilde. Transformación, desdoblamiento, continuidad narrativa. En Matilde, Guebel roza la perfección.

Y además, un personaje más. Tal vez secundario en la historia pero central en el texto. Un personaje que funciona como la bisagra de la reformulación de la narración, de la expansión del sentido, de nodo por el que pasa el motor del artefacto narrativo de Guebel. Llamado Esteban, opera como una especie de consejero, de confidente de Emilio. Pero en los hechos es quien pone en cuestión la realidad, la experiencia de lo acontecido, e incluso el propio verosímil de la narración. Las escenas con Esteban abren la narración a la cuestión de la interpretación. Una y otra vez, coloca la posibilidad de la inexistencia de lo real.  

La frase clave aquí es: “precisar el sentido de la pregunta”. A medida que avanza la novela, el sentido de la pregunta, al contrario, se vuelve más impreciso, más polisémico, más abstracto (el modelo del artefacto vuelve abstracta a la narración). Esa imprecisión es un efecto buscado, un efecto logrado, que es el del propio desplazamiento: la pregunta se desplaza, se reformula, se aleja. Y luego se repite para recomenzar una y otra vez. En un momento, Esteban exclama: “Ah, Emilio, en tu futuro solo veo infortunios. No sería extraño que, vuelta desde su abismo, Matilde ya no te pudiera reconocer”. La identidad se difumina, se esfuma, muta, se vuelve borrosa. Se ancla en la perplejidad. “Matilde”, como la mayor parte de la obra de Guebel, hinca en ese hiato sutil, leve, pero no menos dramático. Más tarde todo llevará al derrumbe.

Fuente: Télam

El diario no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección.
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.
Todos los mensajes y/o usuarios que incumplan alguno de los Términos de uso podrán ser eliminados o inhabilitados.

MáS LEídas

VIDEOS


#Reconocimiento

Ángel "Pato" García, embajador de la Cultura misionera

22/07 19:34

Con sólo 23 años, fue considerado una de las mejores guitarras del mundo. Su habilidad con el instrumento lo llevó a tocar frente a grandes personalidades.

#Música

"Bien tempranito", el nuevo disco de Ricardo "Cacho" Barchuk

22/07 17:21

La presentación del nuevo material será el domingo 29 a las 18 en el Teatro Prosa de Posadas. El encuentro contará con la actuación del Ballet Folclórico del Centro del Conocimiento, a cargo de Luis Marinoni.

#Música

"Nunca quise transar con mi música"

22/07 11:59

Claudia Puyó, para muchos la mejor cantante de blues que dio el rock argentino, reivindicó su condición de artista independiente y mientras graba nuevo material confesó que va "juntando los morlacos para poder sacar el disco".

#Posadas

Los "muertos vivientes" se apoderaron de la zona Oeste

22/07 11:53

Como si se tratase de un capítulo de la saga, postapocalíptica “The Walking Dead”, más de un millar de personas participó en la “Tercera Marcha Zombie” que se realizó ayer en el Parque del Centro del Conocimiento.



#Kabul

Ataque suicida deja 11 muertos y 14 heridos

22/07 12:49

Ocurrió hoy en la entrada del aeropuerto internacional de Kabul, cuando pasaba el general y jefe de guerra Abdul Rashid Dostum, quien volvió a su país después de un año en el exilio.

#PSOL

Guilherme Boulos lanza su candidatura a la presidencia de Brasil

22/07 10:13

El izquierdista oficializó su candidatura por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), prometiendo revocar medidas polémicas del gobierno de Michel Temer, combatir la corrupción y pedir justicia por el asesinato de la concejal Marielle Franco.

#Tifón

Al menos 19 muertos por las inundaciones en Vietnam

22/07 10:09

Las inundaciones originadas por un tifón que devastó el centro y el norte del Vietnam provocaron al menos 19 muertos y 13 desaparecidos, según un nuevo balance publicado hoy por los servicios de gestión de catástrofes.

#Condena

Adolescente violada por su hermano irá a la cárcel por abortar

21/07 14:06

La menor de 15 años violada por su hermano mayor fue condenada a seis meses de prisión en Indonesia por haber abortado, según informó hoy una fuente judicial.





Diario Primera Edición
Corrientes 2434, Posadas, Misiones


E-mail: diarioprimera@gmail.com
primeraedicionweb@gmail.com
Todos los derechos reservados © 2018


PRIMERA EDICION © 2015 Todos los derechos reservados . Términos de uso   Política de privacidad