Lunes 23 de Julio del 2018

     




“Toda una vida”, destreza y sensibilidad narrativa

11/03 12:00

          

Cada vez son menos las buenas novelas que llegan a las listas de bestsellers y es cada vez más difícil que aquella que entusiasma a los lectores de bestsellers entusiasme también a los que nunca leen libros de las listas de los más vendidos. 


“Toda una vida”, novela del escritor, actor y guionista austríaco Robert Seethaler (Viena, 1966) es uno de esos raros libros que lo consiguen, por lo que el comentario, para ir anticipando el entusiasmo, podría empezar con un imperativo: Lea este libro. No deje que se le escape en medio de la hojarasca de los más vendidos.

Tampoco es que arriesguemos mucho. Desde la publicación en alemán en 2014, la quinta novela de Seethaler cosechó premios y elogios de la crítica en la edición original y en sus traducciones a más de treinta idiomas, vendió casi un millón de ejemplares en Alemania y, si no fuera porque al cine se le da muy mal contar toda una vida, ya algún director europeo la habría convertido en película. 

Esta novela no trae a la literatura un mundo nuevo ni renueva el género con audacias formales estridentes, pero revitaliza las formas conocidas, las reanima con destreza y sensibilidad narrativa, y nos recuerda que la literatura sigue siendo un arte mayor, empecinadamente diverso: hay quien escribe intentando abrir caminos en los bordes o incluso fuera de la literatura, y hay también quien todavía se obstina en la dirección contraria, afinando hasta el prodigio los mismos instrumentos. “Es posible todavía”, concluía Roland Barthes en uno de sus últimos seminarios, “componer música en do mayor”.

La vida del título es la de Andreas Egger, nacido y criado en la dureza de un pueblo de los Alpes, bajo la mano aún más dura de un tío lejano que lo condena al yugo de bueyes desde los ocho años y lo deja rengo en una sesión de azotes. La novela se abre en 1933 cuando, antes de cumplir los treinta, Egger deja las tareas del campo para sumarse a la cuadrilla de la empresa que construye los primeros teleféricos para turistas, pero Seethaler, con apenas algunos saltos temporales y prodigiosa economía, se las arregla para contar toda su vida. 

Todo el siglo XX desfila por detrás de Egger -las dos guerras, el “progreso”, la lenta destrucción de la naturaleza, la invasión grosera del turismo- pero no son ni el narrador ni Seethaler quienes lo ven pasar, sino -gran desafío narrativo- el propio Egger con su mirada azorada rústica y sus respuestas lacónicas, sin el atajo mimético de la primera persona. Cuando en la sala de la pensión del pueblo ve por primera vez las imágenes de un televisor, se ríe como un niño frente a un león que bosteza a cámara y una nena que le acaricia la melena, se embelesa frente a Grace Kelly que baja por la escalerilla de un avión (su sonrisa y la tristeza de sus ojos “le habían agitado el alma”) y se une a los gritos de júbilo del salón cuando dos jóvenes norteamericanos pisan la luna. 

Tan compenetrados están el narrador y Seethaler en la vida de Egger, tan inmersos en su universo de olores, colores y silencios, que no hay comparación o metáfora que no abreve en su propio mundo. 

La vida de Egger es despiadadamente dura y en el recuento no faltan catástrofes ni tragedias, pero el relato -parco, discreto y un poco distante como el propio Egger- nunca es sentimental ni melodramático. El avance es lineal a no ser por unos módicos saltos hacia atrás y hacia adelante que, se comprende después, quieren también restarle dramatismo al cierre natural, que llega a su tiempo, como las nevadas de invierno. 

En la vida de Seethaler, queda claro, prima la aceptación de lo que llega, que no es resignación ni mansedumbre sino potencia vital frente a la naturaleza, la adversidad y la tragedia. 

También un sentido de pertenencia a algo más grande que el hombre, algo que lo rodea, lo excede y lo arranca del centro. Ya viejo y recluido en su cabaña, Egger atiende a los ruidos de los animales y aprende incluso a hablar con las cosas, un cuchillo romo, la niebla. 

Ya no recuerda de dónde es y a dónde va, pero mira hacia atrás con una media sonrisa y algo de asombro: “A veces Egger se reía de sí mismo y de sus pensamientos. Luego se sentaba solo a la mesa, por la ventana miraba las montañas sobre las que se cernían las sombras de las nubes y se reía hasta que se le saltaban las lágrimas”.

Una vida, ya verá, lector, también puede contarse en ciento cuarenta páginas y, Barthes tenía razón, todavía se pueden escribir novelas en do mayor.

TODA UNA Robert Seethaler
Editorial Narrativa
144 páginasVIDA


Fuente: Agencia de Noticias Télam

El diario no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección.
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.
Todos los mensajes y/o usuarios que incumplan alguno de los Términos de uso podrán ser eliminados o inhabilitados.

MáS LEídas

VIDEOS


#Reconocimiento

Ángel "Pato" García, embajador de la Cultura misionera

22/07 19:34

Con sólo 23 años, fue considerado una de las mejores guitarras del mundo. Su habilidad con el instrumento lo llevó a tocar frente a grandes personalidades.

#Música

"Bien tempranito", el nuevo disco de Ricardo "Cacho" Barchuk

22/07 17:21

La presentación del nuevo material será el domingo 29 a las 18 en el Teatro Prosa de Posadas. El encuentro contará con la actuación del Ballet Folclórico del Centro del Conocimiento, a cargo de Luis Marinoni.

#Música

"Nunca quise transar con mi música"

22/07 11:59

Claudia Puyó, para muchos la mejor cantante de blues que dio el rock argentino, reivindicó su condición de artista independiente y mientras graba nuevo material confesó que va "juntando los morlacos para poder sacar el disco".

#Posadas

Los "muertos vivientes" se apoderaron de la zona Oeste

22/07 11:53

Como si se tratase de un capítulo de la saga, postapocalíptica “The Walking Dead”, más de un millar de personas participó en la “Tercera Marcha Zombie” que se realizó ayer en el Parque del Centro del Conocimiento.



#Kabul

Ataque suicida deja 11 muertos y 14 heridos

22/07 12:49

Ocurrió hoy en la entrada del aeropuerto internacional de Kabul, cuando pasaba el general y jefe de guerra Abdul Rashid Dostum, quien volvió a su país después de un año en el exilio.

#PSOL

Guilherme Boulos lanza su candidatura a la presidencia de Brasil

22/07 10:13

El izquierdista oficializó su candidatura por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), prometiendo revocar medidas polémicas del gobierno de Michel Temer, combatir la corrupción y pedir justicia por el asesinato de la concejal Marielle Franco.

#Tifón

Al menos 19 muertos por las inundaciones en Vietnam

22/07 10:09

Las inundaciones originadas por un tifón que devastó el centro y el norte del Vietnam provocaron al menos 19 muertos y 13 desaparecidos, según un nuevo balance publicado hoy por los servicios de gestión de catástrofes.

#Condena

Adolescente violada por su hermano irá a la cárcel por abortar

21/07 14:06

La menor de 15 años violada por su hermano mayor fue condenada a seis meses de prisión en Indonesia por haber abortado, según informó hoy una fuente judicial.





Diario Primera Edición
Corrientes 2434, Posadas, Misiones


E-mail: diarioprimera@gmail.com
primeraedicionweb@gmail.com
Todos los derechos reservados © 2018


PRIMERA EDICION © 2015 Todos los derechos reservados . Términos de uso   Política de privacidad