Sábado 21 de Abril del 2018

     




PSICOLOGÍA

¡Esto es parte de lo que creo!

08/04 12:00

Es bueno aclarar pensamientos en esta vida, porque a veces tenemos mucha confusión, hay tanto ruido que vivimos aturdidos por ese “tumulto de ideas” que suele agolparse en nosotros.

          

Nuestra vida se inicia sin que tengamos opinión, nuestros progenitores la mayoría de las veces nos desean, de pronto a partir de abrir los ojos al nacer, poco a poco vamos sumando experiencias para tomar conciencia de “algo” que nos es difícil definirlo, tratamos de darle un sentido, para luego terminar esta vida de forma totalmente distinta a como la iniciamos.

Entre el inicio y el fin del vivir vamos dibujando la “conciencia” de nuestro ser, que solo se apaga temporalmente al dormir, que nos permite darnos cuenta que existimos, que existen otros seres y que habitamos un universo lleno de curiosidades.

Nuestra conciencia se acompaña del “tiempo”, al cual lo apreciamos bien frente al espejo y en los cambios de los otros, que me recuerdan los míos. Estos cambios los vemos en los rostros con patas de gallo y arrugas, en canas, en la voz que se opaca y se hace ronca, en algunas partes del cuerpo que se caen, en otras que crecen como la panza y otras que se enlentecen como el caminar, en aparatos y prótesis que agregamos para ver como lentes u oír mejor como audífonos, en dolores que aparecen y en funciones que decaen.

Entendí que estos cambios le llamamos “envejecimiento”, que influye en nuestro cuerpo, mente y espíritu, y que lamentablemente a veces perdemos nuestra identidad, como en la demencia.
Esa identidad que poseemos a lo largo de toda nuestra existencia, es la marca o sello particular que queda a nivel físico, psicológico y espiritual, que nos acompaña siempre como el color de los ojos o nuestra personalidad combativa, que se modifica con las experiencias y la memoria; porque si bien vivo en un “presente” continuado, siempre hago pie en un recuerdo del “pasado”, y hago planes sobre un “futuro” a construir.

Entiendo poco al tiempo que lo asemejamos al reloj, un invento de los hombres, pero que cuando debemos medir el tiempo del universo sirve muy poco, porque me hablan de “millones de años luz”, y por otro lado tampoco comprendo ni puedo imaginar como una partícula subatómica vive milésimas de segundo.

Lo pequeño y lo grande demuestran distintos tiempos, además los científicos dicen que el tiempo comenzó con una gran explosión, pero ¿Y cómo aparecieron los elementos que explotaron?, o que todo va a terminar ¿Y después?

También acepto que el medio ambiente social y ecológico que me rodea cambia, que se deteriora siempre, pero que se renueva permanentemente reemplazando a sus seres más desvencijados.

Todos los miembros del grupo social se deterioran invariablemente con el tiempo y se recambian, pero sus ideas se aprovechan y reciclan según la aceptación en ese grupo, formándose un “edificio de ideas o Cultura” construido a lo largo de la historia humana, que quién sabe cuándo comenzó ni en que terminará.

Acepto que mi cuerpo y mente no dura para siempre, pero si tengo “suerte” algunas de mis ideas quedarán en el “edificio de ideas de la humanidad”, aunque no tendré la más mínima posibilidad de disfrutarlo, pues mi conciencia como humano terminará con mi muerte.

Todo lo que afanosamente construí en mi vida como recuerdos, sentimientos, emociones, frustraciones, deseos, metas, historias, amores, agresiones, bondades, egoísmos, solidaridad, se diluirán en la memoria de nuestra sociedad.

Acepto que todo pasa y dura “un poco” para luego desvanecerse, mi cuerpo y cerebro se van a disolver en minúsculos átomos para incorporarse nuevamente al resto de la naturaleza, pero no sé qué va a pasar con mi “espíritu”.

Entiendo que solo somos administradores temporarios de los bienes que tan afanosamente nos desvivimos por tener en vida, que nada me pertenece, sino que lo más importante es solo el disfrute durante el transitar en este mundo, para luego dejárselo a otros.

“Yo” no habría sido “Yo” sino hubiesen habido muchos otros que me ayudaron en mi camino, lo que poseo no es solo mi propiedad, por lo que no debo apegarme tanto a las cosas.

En realidad nada de lo que poseo me pertenece, puedo hacerme la ilusión de que todo lo que tengo es mío, pero solo alimento mi egoísmo.

Somos criados como “centros del universo” aunque somos frágiles, limitados y pasajeros, por más que haga lo que haga en vida, ésta va a continuar después de que yo no esté, se verterán algunas lágrimas al principio de mi ausencia pero poco a poco pasaré a ser un recuerdo en la mente de algunos, hasta que ese recuerdo sea cada vez más borroso y desaparezca, o pueda quedar en la tinta de un libro o en las letras electrónicas de algún programa de computadora.

Comprendí que egoísmo, orgullo e intolerancia son los tres ingredientes principales con los cuáles adornamos nuestra vida en algún momento, y que debemos ser sabios para detectarlos y eliminarlos, porque sino ellos harán nuestra vida aún más chiquita.

Acepto que la generosidad, el compartir y la humildad son las actitudes y comportamientos que nos unen, que nuestra vida es vacía cuando no hago nada edificante por el mundo donde me toca vivir.

Creo que cada uno tiene su “libertad” pero con límites, y que cuando se traspasan esos límites empiezan los problemas, que nadie pertenece a nadie, y que los hijos luego de madurar hay que destetarlos para que elijan su camino.

Entendí que una persona vengativa guarda sus heridas abiertas y el rencor consume su existencia, su corazón se llena de dolor, rencor, furia; a lo que comúnmente se le llama veneno, nuestra comunión con los hombres y Dios disminuye, todo se nubla, hasta nuestra razón.

Acepté que la violencia en todas sus formas solo crean caos y degeneración.

¡Hasta aquí es parte de lo que creo!

Colaboración:
Bazán J. L. - Médico
Deseo conocer tu iopinión
joseluisbazan1@gmail.com

El diario no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección.
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.
Todos los mensajes y/o usuarios que incumplan alguno de los Términos de uso podrán ser eliminados o inhabilitados.


RELACIONADAS











MáS LEídas

VIDEOS


#tecnología

Sonidos tatuados en la piel

21/04 10:57

Los tatuajes tienen casi siempre un significado. Todo cabe en ese lienzo de piel. Están quienes eternizan un amor, un hijo, los padres, una banda musical a través de una palabra, un símbolo, una foto... y ahora, UN SONIDO.

#cine

Luego de 35 años, Arabia Saudita regresa a los cines

20/04 23:18

Los sauditas asistieron este viernes por primera vez en décadas a una sesión de cine abierta al público en Riad, la capital, con la proyección de la película de acción estadounidense "Pantera negra.

#Televisión

Pablo, un pequeño héroe con autismo

20/04 17:40

La primera serie infantil, combinación de live action con animación, protagonizada e interpretada por niños y jóvenes con trastorno del espectro autista (TEA), se estrenará el próximo lunes 23 de abril en Argentina.



#Brasil

Motín en una cárcel del Estado de Paraná

21/04 18:48
Motín ocurrido el año pasado en una cárcel de Río Grande del Norte / Foto web.

El hecho comenzó a las 9 de la mañana y al menos unos 40 presos lograron fugarse. En el lugar intervino rápidamente la Policía Militar y al menos 13 reclusos fueron recapturados.

#judiciales

India instaura la pena de muerte para violadores de niños

21/04 14:46

El Gobierno indio aprobó el sábado la pena de muerte para violadores de niños tras la reciente violación en grupo y el asesinato de una niña de ocho años, un caso que conmocionó al país.

#política

Horacio Cartes, blanco de las críticas políticas

21/04 11:30

El derechista presidente saliente de Paraguay, deja como mayor logro de su gestión una economía en plena expansión, pero su balance social y político es blanco de críticas.





Diario Primera Edición
Corrientes 2434, Posadas, Misiones


E-mail: diarioprimera@gmail.com
primeraedicionweb@gmail.com
Todos los derechos reservados © 2018


PRIMERA EDICION © 2015 Todos los derechos reservados . Términos de uso   Política de privacidad