Jueves 21 de Junio del 2018

     




#Protagonistas

"Los niños no hacen diferencias, te sentís en un mundo lleno de amor"

17/05 15:42

Yuliana Aquino (27) cursa el cuarto año del profesorado en Educación Primaria en el Instituto de Formación Docente “Paulo Freire”, de Jardín América, y todos los días llega a clases en su silla de ruedas.

          

Está aferrada a este medio desde los catorce años, cuando una dolencia hizo que perdiera la movilidad de los miembros inferiores. Hubo ocasiones en las que quiso abandonar el objetivo pero el apoyo constante de sus compañeros de carrera y de su familia -Orlando Aquino y Lidia Kuzuk, y hermanos Yolanda (21) y Lucas (12), a la que considera un “pilar”, hizo que sus ganas y fuerzas no decaigan y que se encuentre a meses de celebrar el título.

“Para mí es todo un logro. Ahora miro este sector que pertenece a primer y segundo año y no puedo creer que ya estamos en el último curso. Todo pasó muy rápido pero los desafíos que pasamos fueron numerosos. La pregunta siempre era ¿cómo voy a hacer? En segundo año éramos cuatro compañeros los que hacíamos prácticas juntos, ahora quedamos dos, Gabriela Ojeda y yo, con la que nos apuntalamos para llegar hasta el final. Es que llegan esos días que una ya no tienes ganas pero después ves todo lo que lograste y te volvés a animar”, comentó. 

Añadió que “comentamos siempre que el cansancio es mucho porque hay que planificar todas las materias, ir a dar clases todos los días por la mañana, por la noche venir a tomar clases. Pero ves a los chicos en el aula y sentís que te gusta estar ahí, te dan ganas de seguir y de llegar hasta el final”. 

Aquino nació en Jardín América y en 1990, por razones económicas, su familia se radicó en San Lorenzo, Paraguay. Cerca de Asunción, la capital, hizo la primaria. A los catorce y “de un día para otro”, comenzó a perder fuerza en las piernas. Tras consultar con neurocirujanos detectaron un tumor en la columna. Enseguida fue intervenida pero en la operación los profesionales “se dieron cuenta que era algo más complicado porque había tocado parte de la médula espinal. La quita fue parcial, y el diagnóstico fue de tumor intramedular”. Hizo rayos y quimioterapia y fue recuperando de a poco la fuerza en las piernas pero dos años más tarde hubo un retroceso por la acumulación de líquido en la columna (hidrosiringomielia). La volvieron a operar, pero esta vez en Buenos Aires. 

“Con el tiempo fueron varias cirugías pero solamente para colocar catéteres con el fin de drenar. Ya no volví a recuperar la fuerza e intenté seguir con mi vida”, recordó la joven, en medio del bullicio de sus compañeros. Terminó la secundaria en Paraguay y cursó dos años la carrera de administración de empresas. 

Su padre decidió regresar a Jardín América, “a sus pagos” por lo que Yuliana empezó a viajar a Posadas para continuar sus estudios en el Campus Universitario de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) pero se le complicaba mucho asistir. En primer término, “no me quisieron reconocer las asignaturas porque en Paraguay cursaba en una facultad privada y ya había rendido veinte materias. Así que acá tenía que empezar de cero. Además, implicaba viajar todos los días con mi mamá, en colectivo, con lluvia, con ómnibus que no se detienen, siempre con la excusa que los cupos estaban saturados, subir sin rampas. Era todo muy complicado, era muy frustrante”.  

Fue entonces que su familia le preguntó si quería seguir magisterio “porque cuando cursaba el secundario, daba clases a mis vecinitos. Les dije que la situación sería difícil para asistir, para escribir en la pizarra. Pero me pidieron que intentara”. Fue así que ingresó en 2015. “Hice primer año, pasé bien todas las materias. Pero empecé segundo año, comenzaban las prácticas, quise abandonar pero seguí adelante con la ayuda de mis compañeros. Me apoyaron, me dijeron que no me iban a dejar, que intentara. Y así llegué a cuarto”, agregó.

Movilizarse en un edificio sin rampas para discapacitados era complicado para Aquino. “Cuando empecé a estudiar, acá no las tenían. Cuando voy a otras escuelas a veces se me complica, pero ahora la mayoría están dotadas de esos elementos”, acotó. 

Lidia, su mamá, es el respaldo constante. Es quien diariamente acerca con el auto a Yuliana hasta el Instituto, la que la lleva a las prácticas y la retira. “Mi familia es mi pilar, gracias a ellos continúo”, manifestó agradecida.

La futura maestra admitió que el hecho que los chicos “me vieran así (en la silla) durante las practicas también era motivo de miedo. Las primeras veces preguntaba a los maestros si tenía que explicarles o no sobre mi discapacidad. Los docentes me decían que dependía de mí, que si los alumnos quisieran enterarse me iban a preguntar. Entonces, a veces les cuento y en otras ocasiones ellos mismos me preguntan pero lo toman muy bien, natural, me tratan como a mi compañera o a cualquier maestra. Cuando se te cae algo, se apuran para venir a pasarte. Es como que te sentís en un mundo lleno de amor, son corazones que no te hacen diferencia. Ya estuve con alumnos de segundo grado, de tercero, de séptimo, cuarto y ahora volví a tercero. Muchas veces la gente grande sí hace diferencias, pero los chicos son de otra forma”. 

Contó que en una de sus recorridas fue a observar una escuela rural de la localidad de Puerto Leoni. “Me gustó el trato de los chicos, la manera en que se manejan, es totalmente diferente porque funcionan con grados acoplados. Tienen primero con segundo y tercero juntos. Y de cuarto a séptimo, en otro sector. Me gustó conocer y trabajar en un lugar así, sería una buena experiencia para más adelante. Faltaría vincularme con los chicos de las comunidades aborígenes y los adultos”. 

Sobre lo que vendrá después de recibir el título, dijo que “si Dios me permite quiero dar clases particulares y si me llaman para estar frente a un aula, veré como hacer para trabajar y poder ser independiente. Siempre dependo de mis padres porque ser discapacitado también es económicamente caro. Una buena silla de rueda o adaptar un baño, implica cierto dinero”.

Confió que dentro de su casa, “soy independiente pero para manejarme por las calles cuesta un poco, siempre me acompaña alguien de mi familia. Al transporte público alguien tiene que ayudarme a subir, la silla es pesada, y todo te condiciona”. 


Construir las rampas fue de gran utilidad

Resolver la falta de rampas en el establecimiento fue el primer desafío para el director del Instituto de Formación Docente “Paulo Freire”, de Jardín América, Ramón Antonio Duarte, tras asumir, en mayo de 2015.

“La institución carecía de rampas y teníamos una alumna -Yuliana Aquino- que comenzó a venir a clases en silla de ruedas. Ahora se encuentra en cuarto año, en la etapa de residencias, y a punto de recibirse”, dijo, y recordó que la primera gestión que hicieron fue solicitar a la Municipalidad local “que nos construyan la rampa lo más pronto posible. Una semana después vino la arquitecta, observó el lugar y envió a los obreros para que la edificaran a fin que la alumna pueda llegar hasta las aulas”. 

Explicó que se trata de una escuela que se construyó hace unos cuarenta años y los arquitectos no habían previsto “la necesidad que tuviera rampa como debiera ser”.

Atentos a esta situación, de manera frecuente “tenemos una charla debate con profesores de la Escuela Especial 15 a fin de abordar junto a los alumnos las diferentes problemáticas con las que se encuentran los practicantes en las escuelas de nivel primario, a las que asisten chicos con diferentes tipos de discapacidad. En la sociedad se generó la conciencia de la necesidad de las rampas recién en los últimos años cuando en las ciudades bien organizadas hace muchísimo tiempo que eso se preveía”. 

Dijo que la obra facilitó mucho la movilidad de la alumna Aquino porque en algunos espacios había que alzar la silla de ruedas, “y la lastimaba bastante. Cuando ella llegaba junto a su mamá, la ayudaba a circular y a llevarla y era bastante difícil porque había veredas muy altas. Y las clases se dictan todos los días, además de los recreos donde debe acudir hasta los sanitarios”. 

Duarte, egresado de la Universidad de La Plata, calificó a Aquino como “una excelente alumna que está al día con todas las unidades curriculares. Aprobó todos los finales y ahora realiza la residencia junto a una compañera pedagógica en una escuela de Jardín América. Luego irán rotando por escuelas de otras características y modalidades, entre ellas, las interculturales bilingües”.

A su entender, “es un ejemplo a seguir para aquellas personas que ante un primer obstáculo abandonan una carrera, no se animan o, como digo, se ahogan en un vaso de agua. Ella es un ejemplo con su entereza, perseverancia y fuerza de espíritu, que la lleva a cumplir con el objetivo que se propone”. 

El diario no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección.
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.
Todos los mensajes y/o usuarios que incumplan alguno de los Términos de uso podrán ser eliminados o inhabilitados.

MáS LEídas

VIDEOS


#Peligro

El perejil gigante, la planta que te puede dejar ciego solo con tocarla

21/06 11:55

Es silvestre, invasiva y bastante peligrosa. La savia de la planta bautizada por los científicos como Heracleum Mantegazzianum puede causar quemaduras y ceguera.

#Posadas

Muestra a cargo de Gabriel Nico Bianchi

21/06 09:51

El joven artista misionero expone el viernes 22 de junio a las 10.30 en el Museo Municipal de Bellas Artes“ Lucas Braulio Areco” (Rivadavia 1846) y se extenderá hasta el 9 de julio. Más de 15 obras a lápiz, carbonilla y tiza de grafito que sorprenderá a cada visitante que se acerque al museo.

#Evento

Chitata Animaciones se presenta en Puerto Esperanza

21/06 08:31

La cita será el domingo 24 de junio a las 16 en el Centro Cultural de esa localidad, una oportunidad para compartir una tarde en familia a pura diversión.



#Escándalo

La esposa del primer ministro israelí acusada de fraude

21/06 12:26

Sara Netanyahu, esposa de Benjamin Netanyahu, fue inculpada por "abuso de confianza" tras una larga investigación por reclamar indebidamente unos 100.000 dólares en comidas, dijo el ministerio de Justicia.

#Alemania

Merkel cumple 100 días de mandato llenos de obstáculos

21/06 10:29

La canciller alemana, Angela Merkel, cumplió hoy 100 días de mandato, en momentos en que se resiste a dar por perdida una carrera de obstáculos en la que la crisis de refugiados la amenaza nuevamente con una retirada antes de tiempo.

#Justicia

Fallo judicial prohíbe matar perros para comer en Corea del Sur

21/06 09:31

Alimentarse de su carne es ilegal, según el fallo de un tribunal en Corea del Sur, donde los defensores de los animales creen que la decisión podría significar un primer paso hacia la prohibición del consumo de caninos.





Diario Primera Edición
Corrientes 2434, Posadas, Misiones


E-mail: diarioprimera@gmail.com
primeraedicionweb@gmail.com
Todos los derechos reservados © 2018


PRIMERA EDICION © 2015 Todos los derechos reservados . Términos de uso   Política de privacidad