Domingo 15 de Julio del 2018

     




Pablo Shindler y Roberto Stier

Aristóbulo del Valle desde el corazón

17/06 14:20

Sus padres fueron pioneros, ellos vivieron gran parte de la formación de lo que hoy es la Capital de los Saltos y Cascadas, historia que cuentan con la grandeza de sentirse parte y la humildad de saberse, simplemente, anfitriones de las generaciones que vendrán.

          

ARISTÓBULO DEL VALLE. Como a muchos rincones de Misiones, a la Capital de los Saltos y Cascadas llegaron inmigrantes decididos a hacer patria, afianzados en la posibilidad de forjar un venturoso futuro por las tierras fértiles y montes que prometían nuevas expectativas económicas. Sus hijos son quienes llevan hoy sus historias prendidas en sus retinas y con ansias de compartirse, lo que los convierte en enciclopedias de aventuras ante las cuales es imposible no rendirse, como cuando Pablo Shindler y Roberto Stier se dejan llevar por los recuerdos de su infancia.


“Nos criamos en lo que llamábamos kilómetro 12, era el 212 de antes, ahora es Pueblo Salto Encantado”, donde funcionaba, luego de trasladarse del kilómetro anterior, la Comisión de Fomento”, aseguraron. Y Shindler agregó que nació en 1946 y como la zona pertenecía a Campo Grande fue allí donde lo anotaron.

“Aristóbulo nació en lo que pertenece catastralmente a Salto Encantado, allí se formó una comisión de fomento, en la década del 50, me acuerdo de algunos integrantes, como Juan Viana, Bruno Emilio Branchesi, Pablo Correa, Luis Fontana y su esposa, quienes trabajaban ad honórem y sostenía la organización cobrando patentes de bicicletas, de carros, creo que tengo algún recibo todavía”, destacó 

Los miembros de esta comisión “eran de tendencia peronista, cuando el 16 de enero de 1955 se derrocó a Perón se sacó a mano armada a Juan Viana, que entonces estaba como administrador y se trasladó todo a Aristóbulo, donde había una inclinación radical, como las familias Fontana, Zapper, Ramírez, así Salto Encantado quedó sin comienzo y pasó a pertenecer a Aristóbulo”, remarcó.

E insistió en que todo “evolucionó muy rápido, más allá de todos los sufrimientos, porque eran muy unidos, vinieron distintas razas, con distintas costumbres, lenguas, también religiones, pero vivieron en un mutuo respeto y cuando había una necesidad por ejemplo, por enfermedad, por catástrofes, nadie miraba religión, raza o color, mientras Europa estaba en llamas aquí todos entonaban el himno Nacional Argentino juntos”.

“En la escuelita 319 hice toda mi primaria, el primer director fue Alberto Camaño, su vehículo servía de ambulancia, de auxilio, era un hombre de mucha capacidad, era consejero para las familias, nos daba las vacunas, era el director el que se ocupaba de todo”, dijo.

Y recordó anécdotas como cuando camino a la escuela se encontraban con tropillas de 200 o 300 vacas sobre la ruta 14, que traían de Corrientes o Entre Ríos, lo que los obligaba a correr al monte, subiendo los barrancos de tierra colorada y allí, agazapados, esperaban hasta que pase toda la tropa, mientras se escuchaban los cencerros de los caballos punteros.

“Contaba mi papá que supieron enfrentar seis meses de sequía, también una Navidad, mientras volvían de la iglesia, escucharon el ruido de las langostas cortando la cosecha de la cual dependían todo el año, era su entrada, su recurso. Fue mucho el sufrimiento, pero aún así no dejaron de luchar, porque aquí también veían un paraíso, muchos venían de Europa, donde su patria ardía, aquí vieron nuevos horizontes”, sostuvo Shindler.

“Aquí nada se hizo de casualidad”

“ De esa niñez puedo rescatar el gran ejemplo de mis padres, de los vecinos, de todos los pioneros, las ganas de fincarse, de realizar su sueño en bien de su familia y suyo propio, eso es hacer patria”, afirmó Shindler.

“Se ayudaban mutuamente, en portugués decían ‘pucheron’, las mujeres cocinaban grandes ollas con ricas comidas y los hombres trabajaban todo el día e incluso muchas veces por la noche también haciendo tablillas para el techo, galpones, talando palmeras para alfajías, la necesidad de un colono era la necesidad de todos, ese era el espíritu que reinaba en plena selva”, describió.

Y rescató “la buena voluntad, el respeto hacia los símbolos patrios que tengo muy gravado en el corazón, frente a la escuela no pasaba un ciudadano, sea quien fuere, sin detenerse con su carrito, con su caballo, sin quitarse el sombrero para esperar a que se ice la bandera, se cante el Himno Nacional Argentino o a la Bandera, también el respeto por los maestros, los padres, las autoridades eclesiásticas, ojalá hayamos dejado un buen legado para nuestros hijos y nietos y que esto de los pioneros quede marcado para siempre, aquí nada se hizo de casualidad, no existe la casualidad, todo se logró con gran esfuerzo, amor y muchos sueños, muchos lo lograron, otros se fueron al descanso temprano, pero Aristóbulo del Valle está, aquí se puede palpar y disfrutar en cualquier momento”.

Como en todos lados la ruta influyó en el poblado. “Se trazó en 1929, se hizo por ‘divorcio de agua’, porque de un lado de la calzada el agua corre hacia el Paraná y del otro hacia el Uruguay, entonces buscaban cómo hacer para no construir puentes, también desviaban grandes árboles; entraban con machete y hacha, no había máquinas”, dijo Stier y Shindler añadió que “el primer caminero de Vialidad Nacional fue don Sánchez, tenía unos caballitos muy fuertes que estiraban de una chanfla para hacer el camino, los desagües los hacía a pala, inmensos, para que el agua no dañe la ruta, en la que estaba totalmente prohibido transitar los días de lluvia, norma que con las plantaciones de té, como hay que entregarlo ni bien se cosecha, tuvo que caducar”.

“El té se cosechaba a mano, un cosechero guapo sacaba cien kilos por día, después comenzaron a utilizar un cuchillito de madera dura con el que se ayudaban”, contó Stier. Al tiempo que su compañero remarcó que “en el secadero tomaban la hoja y la quebraban, si quedaba una fibra ese broto no servía, tenía que quebrarse limpiamente para que sea lo suficientemente tierno para hacer un té de primera”.

Y recordó que la cosecha “se llevaba hasta Campo Viera, se ponía en bolsas de algodón limpias, en las que venía harina, por 70 kilos, en colectivo, la empresa Lorenzo que salía de Dos de Mayo y pasaba a las 4”.

Obviamente la empresas que se instalaron en este rincón dejaron sus huellas, instruyeron sobre plantación de tabaco, el uso de tractores, también hubo algunos secaderos de té muy modestos, “hoy la gran firma es El Vasco, para mí un ejemplo, Tomás Beitía vino huyendo de la guerra civil de España siendo estudiante, tuvo una ferretería y, con un montón de esfuerzo, vendió su camioneta, e instaló un pequeño secadero, con máquinas que prácticamente habían sido descartadas, así comenzó a trabajar, comprar té y generar movimiento, apenas finalizando el primer año se fue a Córdoba para modernizar la planta y hoy es una gran firma, que además fue un paso muy importante para Colonia Salto Encantado”, mencionó Shindler.

Es muy importante la evolución que tuvo el pueblo, consideraron ambos.


El diario no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección.
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.
Todos los mensajes y/o usuarios que incumplan alguno de los Términos de uso podrán ser eliminados o inhabilitados.


RELACIONADAS


PINTURA: EVENTO INTERNACIONAL EN BRASIL

Medalla de Oro para las misioneras


LIBERTAD FINANCIERA

Tercer paso para salir adelante









MáS LEídas

VIDEOS


#Oberá

Artistas plásticas inauguraron un espacio temático

15/07 21:52

Se inauguró el Espacio artístico: Pioneros, poetas y mamushkas (íconos) en la historia de la tierra colorada, en la Plazoleta de la Colectividad Rusa, ubicada sobre en la intersección de San Pablo y Av. Beltrame 1300 de la Capital del Monte.

#Audiovisuales

Con una profunda mirada social finalizó Oberá en Cortos

15/07 21:24

A lo largo de cinco días se proyectaron once largometrajes y 50 cortos. Además se realizaron espectáculos de música en vivo, charlas con cineastas y capacitadores.

#Homenaje

Laura de Aira, "danzar desde el alma y el corazón"

15/07 15:45

PRIMERA EDICIÓN reconoce a la Directora del Ballet y Formación Artística del Centro del Conocimiento de Posadas, Laura de Aira, por su aporte y trayectoria en la Cultura Misionera.

#Cine

"Downton Abbey" llegará a la pantalla grande

15/07 12:35

Tres años después de salir del aire, “Downton Abbey” será adaptada a la gran pantalla en una película que contará con el reparto original de esta exitosa serie



#Críticas

Trump carga contra la Unión Europea y China

15/07 13:07

El presidente Donald Trump tildó a Rusia, la Unión Europea y China de "enemigos" de Estados Unidos, por diversas razones, en una entrevista emitida este domingo, en la víspera de su reunión con Vladimir Putin en Helsinki.

#Chile

Preocupa a Chile seguidilla de explosiones y sismos en el volcán Chillán

15/07 12:41

Una seguidilla de explosiones y sismos en el volcán Nevados de Chillán, en el sur de Chile, ocurridos en los últimos tres días mantiene preocupadas a las autoridades locales ante un posible aumento de su actividad, indicó este domingo la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi).

#India

Detienen a 25 personas por un linchamiento tras difusión de un rumor

15/07 09:35

La policía india anunció hoy la detención de 25 personas tras la muerte de un hombre, víctima de una paliza después de la difusión de un rumor en WhatsApp sobre el secuestro de un niño.





Diario Primera Edición
Corrientes 2434, Posadas, Misiones


E-mail: diarioprimera@gmail.com
primeraedicionweb@gmail.com
Todos los derechos reservados © 2018


PRIMERA EDICION © 2015 Todos los derechos reservados . Términos de uso   Política de privacidad